Negocios con sentido humano

Desde hace un tiempo las relaciones interpersonales se han ido deteriorando, y en mayor o menor medida ha sido por la dependencia a la tecnología y el creciente egoísmo que inunda a los individuos de la sociedad.

En mi experiencia en el mundo de los negocios he encontrado personas de todo tipo, pero una tendencia marcada en este aspecto es la búsqueda desesperada por beneficios económicos sobre los demás. Lo anterior se da a notar más en las nuevas generaciones, quienes han perdido el sentido de la paciencia, para dar lugar a la carrera de ¿Quién se vuelve millonario antes de los 30’s?.

En muchos sentidos, esto no está mal, ni quiero que se entienda lo contrario, pero en otro, en el de la solidez de las relaciones, de las empresas o, incluso, de las familias, se ve mermado por esta situación. Mi opinión se basa en que cada vez nos sentimos más cómodos hablando con un celular o un computador que con las personas. Las relaciones con la gente, en su mayoría, se han vuelto superficiales y comúnmente, se busca que esa relación dé algún provecho.

Al observar esto he entendido que debemos buscar la manera de cambiar estas actitudes, el buscar el bienestar en conjunto y entablar relaciones ganar-ganar que nos permitan crecer y ayudar a crecer. Los negocios no deben estar en contra de ayudar a quienes nos rodean, y no digo que debamos olvidar la esencia del negocio, que es obtener ganancias económicas, sino que encontrar un equilibrio donde al darle prioridad a las personas y no al dinero ayudará a generar bases sólidas para cualquier aspecto que veamos, sobre todo si nos basamos en valores como el respeto, la empatía y la solidaridad.

En el ramo en el que me desenvuelvo, que es en el de la tecnología, hemos perdido el tacto de darle el lugar privilegiado al cliente, llegando a quedarnos en solo eso, relaciones cliente-proveedor, donde nosotros mismos nos hacemos prescindibles y no solo por el hecho de que hay mucha competencia allá afuera, sino que no logramos conectar más allá con las personas que están adquiriendo nuestro producto o servicio.

Una de las filosofías que en DConsultores seguimos, es precisamente el preocuparnos por la satisfacción de nuestros clientes, el ser honestos por sobre todas las cosas, aunque en ocasiones signifique reducir el margen de ganancia económica, pero protegiendo siempre la calidad del trabajo que ofrecemos. Esto por la sencilla razón que las personas, nuestros clientes, valen más que su peso en oro, y esto solo por el hecho que son ellos quienes nos impulsan a crecer y mejorar.

Me gustaría escuchar que opinas al respecto, el conocer diferentes puntos de vista siempre nos ayudará a madurar. Si te gustó esta publicación compártela y ayúdanos a esparcir esta filosofía y escríbenos en nuestras redes sociales! queremos saber de ti!.

What is your reaction?

0
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.