Trabaja profundo y enfocado, la nueva (vieja) habilidad que necesita

Los tiempos van cambiando y las prioridades con ellos. Hoy en día, gracias a la conectividad que nos ofrece la tecnología vivimos en un estado permanente de distracción, en gran medida por el impacto reciente de las redes sociales.

Lo anterior no quiere decir que las redes sociales sean malas, sino que han propiciado la perdida de la habilidad del trabajo profundo, y no solo las redes sociales, sino también el correo electrónico y la mensajería instantánea. El trabajo profundo que solo puede efectuarse en un estado de concentración que ahora no es tan sencillo de alcanzar.

La capacidad de enfocarse se esta perdiendo gracias a las culturas corporativas que premian, en gran medida, el estar ocupado sobre el ser productivo. Estar ocupado ahora es muy fácil, todos ahora recibimos correos electrónicos, mensajes instantáneos, notificaciones de redes sociales cada minuto, o incluso lo que ahora es muy común en las empresas, la gran cantidad de juntas que no llevan a ningún lado por su falta de enfoque y que son todo menos productivas.

El ser personas multitarea o “multitask” simplemente nos convierte en individuos que producen menos rápido y con menor calidad. Esto que menciono es porque nuestra mente tiene algo que se llama residuo de atención, es decir, si estamos en un tema específico e inmediatamente cambiamos a otro, nuestro cerebro no tiene esta capacidad y por un momento más se queda pensando en el tema anterior. Esto propicia el no poner atención adecuada a los detalles del segundo.

Estar ocupado no es lo mismo que ser productivo; por eso te traigo cinco aspectos que pueden ayudarte a ser más productivo a través del enfoque y la concentración.

  1. Crear rituales

Nuestro cerebro ama las cosas repetitivas y las convierte en algo mecánico. Es por esto que al practicar un tiempo ciertas actividades ya siquiera pensamos en ello al hacerlo, esto aplica en deportes, al conducir un coche, etc. Cuando desees concentrarte a un nivel superior, te recomiendo crear una especie de ritual, o pasos que sigas siempre que quieras llegar a trabajar concentrado, con esto le das oportunidad a tu cerebro para dejar atrás ese residuo de atención y te permitirá estar concentrado al 100% con tu tarea a realizar.

2. Crea un espacio libre de distracciones

Olvídate del móvil, del correo electrónico y de la mensajería instantánea. Crea un espacio tanto físico como temporal para permitirte trabajar continuamente sin distracciones de cualquier tipo. Esto te ayudará a terminar tus tareas en el menor tiempo posible, generando mayor productividad.

3. Establece metas

Crear metas y cumplirlas te da un sentimiento de avance, alimentando el sentido de realización. Es por esto que te recomiendo establecer metas cortas y realizables en un plazo inmediato que te ayuden a cumplir un objetivo mayor y ambicioso. Con esto ayudarás a tu mente a concentrarse y alimentarse con la sensación de logro que a su vez generará que quiera continuar en el trabajo que realiza. Esto lo hemos sentido cuando aprendemos temas que nos interesan, porque nos hacen sentir bien, incluso hasta percibimos el tiempo de una manera distinta cuando nos concentramos en algo como esto.

4. Descansa

Una vez que te sientas cómodo trabajando a fondo, tienes que descansar!, es imposible que tu cerebro permanezca en un estado de concentración por siempre. Siempre llegará el punto en que las cosas no fluyen, es el momento de parar por un momento y descansar. Esto es importante porque permite a tu mente despejarse y comenzar a captar nuevamente detalles que deja de ver por el proceso de enfoque. Para ayudarte con esto siempre es bueno tomar una caminata o platicar con algún colega sobre un tema totalmente retirado de lo que estas realizando.

Este tema es muy importante, porque incluso descansando tu cerebro no dejará de pensar en lo que estabas haciendo, pero aquí entra el subconsciente, que es el procesador más grande que conocemos y tiene una capacidad impresionante para procesar información que tu consciente jamás tendrá, por lo que te ayudará a seguir avanzando incluso cuando en la acción estés descansando. ¿Nunca te ha pasado que cuando estas realizando alguna cosa para nada relacionada con lo que hacías, se te ocurre una nueva posible solución? Si, es tu subconsciente trabajando.

5. Aléjate de las redes sociales

Si dejaras Facebook o twitter en este momento, ¿Alguien se daría cuenta de inmediato?, en el 99% de las personas la respuesta será un no, y esto es porque en realidad las redes sociales no son una herramienta de la cual obtengas un sustento para vivir, sin embargo, se han convertido en el 80% del tiempo que pasas en internet. ¿Te has dado cuenta que pasas más tiempo en Facebook, twitter o WhatsApp que en cualquier otro sitio durante tu día?, esto es debido a que son redes adictivas, pero que desvían nuestra atención de lo que realmente deberían ser, herramientas.

Por lo anterior te recomiendo que hagas un experimento, deja tus perfiles por un tiempo y ve los cambios que se realizan en tu día, esto a menos que seas una persona que vive de estar en redes sociales (literal, vive, que te pagan por estar ahí) creo que deberías hacer la prueba y selecciona lo que realmente es útil para tu carrera y tu día a día.

Bien pues estas son mis recomendaciones, espero te sean de utilidad. Si te gustó este post, compártelo con tus amigos y sigue el contenido que tenemos en el blog de la empresa, hay mas contenido como este y pronto lo estaremos acompañando de mas elementos que te serán de utilidad.

 

What is your reaction?

0
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.